miércoles, 8 de julio de 2009

Caminito




Cuando creía que se repetiría la historia de la entrada "Hastío estival", un hecho que se me cruzó en el camino dibujó una sonrisa en mi semblante.

Recomiendo escuchar este maravilloso tango:



Volviendo al hilo, esta mañana estaba en la oficina y por historias varias que no vienen al caso he tenido que salir a dos sitios, uno en Diego de León y otro en Francisco Silvela.

Con la misma sensación de calor y angustia contada anteriormente, y con la cabeza llena de todas las cosas que se me iban acumulando en la montaña de "pendientes", tenía la certeza de quedarme otra vez sin mi jornada continua.

De repente escucho un sonido familiar, con cariz de antiguo y cierto aire de melancolía. Era un bandoneón que iniciaba los acordes del archiconocido tango "Caminito" popularizado por Gardel. Aunque las prisas me incitaban a seguir con el paso acelerado, me detuve bajo una sombra que me servía de respiro a la vez que escuchaba esos rompedores versos con tono argentino.

Mi asombro llegó cuando en mitad de Madrid, a 37º a la sombra, a pleno sol, una pareja sexagenaria se agarraba dispuesta a empezar un baile. Lo hicieron durante todo el tango, como si estuvieran en su pequeño mundo sin nadie que les contemplara. Ambos tenían una sonrisa de complicidad que me contagiaron durante el resto de la intensa mañana, pero también sentí pena y lástima por todo aquel que pasaba ensimismado delante de esta maravillosa escena, con los problemas e inquietudes diarios que imposibilitan la capacidad de ver y sentir lo que yo veía y sentía.

Desde aquí vaya mi agradecimiento a los dos músicos, pero sobre todo a esa pareja enamorada que vivieron durante dos minutos y medio ese momento de adolescentes.

12 comentarios:

  1. A veces la vida, te sale al encuentro vestida de domingo y por un instante te enseña el manual de instrucciones. Sólo hay que estar preparado para verlo.

    ResponderEliminar
  2. Hay más personas de las que pensamos que sienten la vida y no sólo pasan por ella.
    Bonito instante, bonitas sensaciones.
    Un beso, feliz jueves.

    ResponderEliminar
  3. Carlos, hay gente que mira y otras que ven, otros oyen y algunos escuchan.

    Por cierto, desde que sigo tu blog, no veo ni leo nada respecto a las "mahous", decepcionado me hallo. ¡¡Carlos, trata de arrancarlo, por dios!!

    Sorry, no me he podido reprimir, jajaja

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Os he dado alguna vez las gracias?... ¡¡¡GRACIAS!!!!

    Querido Suso, puedo prometer y prometo que una entrada irá dedicada al jugo de cebada, cada cosa a su tiempo y con el cuajo que se merece.

    Como siempre besos y abrazos... o mejor, por seguir el orden de entrada, abrazos, besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaj, muy bien, Carlos, muy bien repartido :-).
    No se os ocurra quedar para unas rondas sin estar yo por ahí :-).
    Besos, besos y besos.

    ResponderEliminar
  6. Cris, riéte si quieres, pero mejor las cosas claras, que estos dos tienen un peligrooooor..... jajajaja

    Sobre las rondas ya puedes darte prisa en venir, porque si no a más de uno le va a dar un síncope sin su pilsner. Es que me han prohibido decir la palabra maldita... arggg se me acaban los sinónimos... jajajaja

    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Muchas veces, quizás demasiadas, debido a las prisas, el trabajo, los agobios; pasamos por situaciones y momentos maravillosos que no disfrutamos. ¡Habrá que estar más a loro y pillarlos con ganas!
    Carlos, espero que tu rehabilitación no diciendo la palabra "mardita" no evite que te tomes alguna en una jarrita bien helada, que con estos calores no veas que bien sienta. :-)
    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  8. Chus siento decirte que yo ya no la pruebo.... ahora directamente me la bebo del tirón para evitar probarla, jajaja. Mi terapia está en no decir la palabra mardita, parece ser que si no la dices no eres un odre... pero por el contrario si osas solamente escribirla... ¡estás perdido!!!! la dipsomanía te perseguirá hasta llevarte a la perdición.

    Besos guapa, y tenemos pendientes unas "polas" (homenaje a los colombianos) en las vistillas viendo el atardecer ;-D

    ResponderEliminar
  9. CERVEZA, CERVEZA, CERVEZA, CERVEZA. "ea".Que rica fresquita ummmm.
    Al que no le guste que se jo.... digo que "veva" aquarius. jajajajajaja

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Suso, ¡¡¡¡¡serás mamonazo!!!!!. ¿Tu sabes la pasta que me va a costar en Psicólogos esa palabra repetida que retumba en mi cabeza?. Recaída, recaída... mayday, mayday...

    ResponderEliminar
  11. Como se que tienes problemas con los sinónimos, sin echar mano del google, te paso unos cuantos, que los camareros entienden sin problemas.
    Botellín, Barro, doble, tubo, birrita, una con alcohol, cañita, cañita pero bien tirada, tercio, litrona...todo ello sin mencionar el apellido del ilustre D. Alfredo (que no es Diestefano)

    ResponderEliminar
  12. Gracias Arturo, las tendré en la recámara, que seguro me hacen falta.

    ResponderEliminar